5 consejos para sobrevivir a las Navidades

1.Haz las comidas habituales

No comer antes para prepararte al gran banquete es lo peor que puedes hacer, conseguirás los mismos resultados que otros años. Cambia de táctica y desayuna, almuerza, come y merienda como de costumbre para no llegar a la cena hambriento.

2. Come lo que te gusta pero un plato solamente

Toda la comida navideña es de alta densidad calórica y difícil de digerir en la mayoría de los casos. Combina carnes con ensaladas siempre.

3. Selecciona primero

No te reprimas pero, antes de devorarlo todo sin pensar, elige lo que más te gusta de plato fuerte y acompáñalo de cosas más ligeras. Si en tu casa no hay ensaladas es un buen momento para aprender nuevas recetas (escarola, espárragos…)

4. Los  dulces con calma

Hazte una apuesta contigo mismo e intenta ser el ultimo en saborear la última cucharada del postre. Diversión asegurada de ver las caras de incredulidad al resto de los comensales ante tu dominio de tremendos placeres.

5. Las sobras al congelador

Imprescindible que no queden al alcance esos «pequeños placeres» repartidos por toda la cocina. Dale descanso a tu estómago y mete las sobras en el congelador para futuros días de pecado donde los disfrutarás mucho más.

Ya sabes, lo importante no es cuánto  y qué comes en navidad sino con quién lo vas a disfrutar. ¡Qué aproveche!

LucyNut

Ningún medicamento es inocuo

farmacosInocuo significa «que no hace daño». En otras palabras, los medicamentos tienen efectos que pueden causar daño en el organismo. Es importante, por lo tanto, informarse bien por parte de los profesionales de la salud y leer los prospectos atentamente antes de tomarlos por si tenemos dudas. Un buen ejemplo de esto es el uso crónico (durante largo tiempo) del OMEPRAZOL (protector de estómago) que interfiere en la absorción de vitaminas (B12) o minerales (magnesio) lo que nos puede causar a la larga anemia y demencia entre otras manifestaciones.

Mucho mejor explicado por la farmacέutica Teresa Pac os pongo aquí su enlace:

omeprazol: usos y precauciones Farmacia Marro