Visión

¿Qué ofrezco?

Ayuda para enfrentar problemas relacionados con tu salud mediante un tratamiento nutricional personalizado. Con resultados claros y realistas que se mantienen en el tiempo.

¿Por qué yo?

Porque amo mi trabajo. Investigo, entiendo, adapto y te explico lo que la Nutrición Basada en la Evidencia puede resultar útil en tu caso.

¿Qué resultados consigo?

  • Disminuir o aumentar de peso para llegar a tu salud física óptima
  • Tratamiento de intolerancias, alergias o malabsorción nutricional
  • Aumentar tu rendimiento académico y/o físico
  • Disminuir síntomas como el cansancio o la ansiedad
  • Ayudarte a mejorar y manejar patologías de base como: diabetes, HTA, patología digestiva, renal, celiaquía, disfagia, EPOC, etc.
  • Que la alimentación pase de ser un problema a ser tu mejor aliado en el día a día.

Es necesario tomar leche por el calcio y los huesos ¿no?

Esta es una de las preguntas más recurrentes. Vamos a ver dónde podemos encontrar calcio en los alimentos comunes, en qué cantidad y qué otros alimentos interesantes los contienen también para incorporarlos según los gustos.

La cantidad diaria de calcio que necesitamos depende de la edad. La cantidad promedio de calcio recomendadas por día en miligramos (mg) para un adulto de 19 a 50 años de edad es de 1,000 mg.

Para entenderlo pongo algunas cantidades normales de consumo:

  • 30g queso manchego = 400mg
  • 1 lata sardinas = 200mg
  • 1 vaso leche entera= 250mg
  • 1 yogurt = 225 mg
  • 1 plato acelga o cardo= 250mg
  • 5 higos = 130mg
  • 40g de almendras= 110mg

Y en otros alimentos menos habituales:

  • 1 cucharada (5g) de comino= 80mg
  • 1 cucharada de hierbas aromáticas secas= 100mg
  • 2 cucharadas de sésamo = 100mg

Conclusión:

La leche NO es el alimento que más calcio posee, no se justifica su consumo por su cantidad en calcio sino porque es un alimento muy completo en la etapa de crecimiento, cuando existe desnutrición o porque simplemente nos gusta.